Detrás de cada
puerta hay
una historia

Exige al gobierno
que no acabe
en desalojo

Cuando una persona es desalojada pierde
su casa, pierde gran parte de su vida. Todo está en riesgo.

La recogida de firmas ha finalizado. Gracias a las más de 100.000 personas que han exigido al Gobierno que iniciase el proceso de reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil para garantizar que los jueces puedan evaluar la proporcionalidad y razonabilidad de un desalojo, caso por caso y que crease un mecanismo obligatorio para supervisar la negociación entre los bancos y las personas y asegurar que el desalojo es el último recurso después de haber explorado todas las alternativas.

La presente legislatura se va a cerrar sin haber conseguido que el Gobierno inicie estas reformas legislativas. Amnistía Internacional seguirá trabajando intensamente para exigir desde el inicio de la próxima legislatura que el Gobierno impulse estas dos medidas con el fin de mejorar las garantías de protección del derecho a la vivienda en España.

Más información sobre el tema.

 

¿SABES CÓMO QUEDA UNA CASA DESPUÉS DE SER DESALOJADA?

Conócela en el vídeo de la acción del 4 de octubre en la plaza de Callao, Madrid.

3 PUERTAS, 3 HISTORIAS.

NO SON PUERTAS, SON HISTORIAS REALES. HAZ CLIC EN CADA UNA DE ELLAS Y CONÓCELAS.

  • AINHOA

    Barcelona

    "Perdí el empleo y no puedo pagar la hipoteca. Si nos desalojan, no sé dónde vamos a vivir."

    Leer más

  • MARITZA

    Madrid

    "Perdí mi casa tras quedarme en paro y no poder pagar la hipoteca. Debemos al banco más de 120.000 €."
    Leer más

  • FRANCISCO

    Barcelona

    "Pienso que cada cosa que consigo en la negociación puede ayudar también a otras personas."

    Leer más

¿Qué pedimos AL GOBIERNO?

Exigimos que proteja el derecho a la vivienda y la suspensión de todos los desalojos hasta que haya medidas que verdaderamente protejan a las personas.

Que creen un mecanismo administrativo obligatorio que supervise la negociación entre los bancos y las personas afectadas antes de iniciar el proceso de ejecución hipotecaria de primeras viviendas, con el fin de garantizar la igualdad de las partes en la negociación. Que el desalojo sea la última opción y que se prioricen soluciones que permitan a las personas permanecer en sus casas.

Que reforme la Ley de Enjuiciamiento Civil para que los jueces puedan evaluar en los procedimientos de ejecuciones hipotecarias de primeras viviendas, la proporcionalidad de un desalojo, caso por caso, y el impacto del mismo en la vida y los derechos de las personas.

HAZ AÚN MÁS VISIBLE LA CAMPAÑA. DONA.

TU PUERTA TAMBIÉN PUEDE CONVERTIRSE EN ALTAVOZ DE LA CAMPAÑA.

Lleva nuestra campaña por el derecho a la vivienda más lejos y muestra tu apoyo a todas las personas que se encuentran indefensas al perder su casa por no poder pagar la hipoteca.

Haz un donativo y recibirás en tu casa una placa como la de la imagen, en el idioma que tú elijas, para que la pongas en la puerta de tu casa, en tu buzón u otro lugar visible para tus vecinos, vecinas, familiares, amigos, amigas... ¡Cuanto más se nos vea, más fuerza tendremos para exigir que se proteja a las personas frente a los desalojos!

YA HAY 2242 PUERTAS DIFUNDIENDO NUESTRA CAMPAÑA.

  • Desgravación fiscal

    En 2015, todas tus aportaciones desgravan un 50% los primeros 150€, y a partir de esa cifra el 27,5%.


    En el País Vasco y Navarra, la deducción es del 20% y del 25% respectivamente.

  • OTRAS FORMAS DE PAGO

    Para más información sobre otras formas de pago o sobre cuotas reducidas, contacta con nosotros:


    91 310 12 77 (extensiones 30 y 37)
    o
    socios@es.amnesty.org

#UNAPUERTAUNAHISTORIA

HAGAMOS QUE NUESTRA CAMPAÑA SEA VISIBLE EN INSTAGRAM.

Haz una foto de la puerta de tu casa i y súbela a Instagram con el hashtag #UnaPuertaUnaHistoria
y un enlace a la web unapuertaunahistoria.org.

Si ya tienes tu placa protesta no te olvides de ponerla.


Preserva tu intimidad. Intenta no compartir tu ubicación exacta o que la foto muestre tu dirección. Si tu cuenta es privada no se podrá ver en la web.

VER TODAS LAS PUERTAS QUE SE HAN UNIDO A NUESTRA CAMPAÑA

TODAVÍA PUEDES HACER MÁS. HAZTE SOCIO/A.


Cuantos más seamos, mayor capacidad de presión tendremos para poder cambiar las cosas. Por eso, nuestros logros, llevan tu nombre.


En Amnistía Internacional renunciamos a las subvenciones de gobiernos y donaciones de partidos políticos por una simple razón: nuestra independencia está por encima de todo. Nos financiamos gracias a las aportaciones de personas que deciden apoyarnos económicamente porque compartimos la misma idea: un mundo más justo.

¿Te animas a colaborar?