Imprimir

CABECERA

Sección Española

Formulario para buscar dentro de la web de Amnistía España

¿Cómo puedes ayudar?

¿Cómo puedes ayudar?

Otras formas de actuar

Otras formas de actuar
Casos

Actualizado: 22 de octubre de 2009

 

¡Buenas noticias!:

  • MOKARRAMEH EBRAHIMI ha sido excarcelada e indultada de su delito de adulterio por lo que no será ejecutada mediante lapidación.
  • HAJAR, condenada a morir lapidada por presunto adulterio, vio conmutada su condena a lapidación por otra de flagelación. Después de recibir este castigo fue liberada.
  • A las hermanas ZOHREH y AZAR KABIRI-NIAT les fue anulada en octubre de 2008 la condena de lapidación que les habían impuesto por “cometer adulterio estando casadas”. Su caso será objeto una nueva investigación.
  • A KOBRA N. se le ha conmutado la condena de lapidación por 100 latigazos.
  • SOGRA MOLA’I fue absuelta del cargo de adulterio tras una nueva investigación aunque tiene que cumplir condena de prisión por complicidad en el asesinato de su esposo.
  • Se cree que la condena de lapidación impuesta a FATEMEH se ha anulado tras ser juzgada de nuevo y absuelta del cargo de adulterio aunque tiene que cumplir una condena de prisión en relación con la muerte de un hombre.
  • GILAN MOHAMMADI y GHOLAMALI ESKANDARI fueron liberados el 4 de octubre de 2009 después de que el Presidente de la Magistratura anuló la acusación de cometer “adulterio estando casados”.

 

Malas noticias:
RAHIM MOHAMMADI fue ejecutado por ahorcamiento el 5 de octubre. Aunque había sido condenado a lapidación por cometer “adulterio estando casado”, también fue declarado culpable de “sodomía”. A pesar de la falta de pruebas, el abogado de Rahim Mohammadi cree que le acusaron de “sodomía”para poder emplear el ahorcamiento como método de ejecución.

AFSANEH RAHMANI fue ejecutada por ahorcamiento el 21 de mayo de 2009 en la prisión de Adelabad de Shiraz, en el sur de Irán. La Sección 5 del Tribunal General de Fars, en el sur de Irán, la había condenado el 9 de abril de 2008 a morir lapidada por adulterio, así como a qesas (castigo equivalente al delito) por el asesinato de su esposo, penas que el Tribunal Supremo confirmó el 4 de agosto de 2008.

ABDOLLAH FARIVAR fue ejecutado el 19 de febrero de 2009. A pesar de que había sido condenado a lapidación, su familia fue informada un día antes de que iba a ser ejecutado por medio de la horca. Este hombre había sido detenido en noviembre de 2004 tras ser acusado por un hombre de tener una relación ilícita con su hija. Abdollah F., de profesión músico, daba clases a una chica de 16 años, con la que aparentemente mantenía una relación sexual. Parece ser que Abdollah confesó tres veces esta relación. Según el Código Penal, cuatro confesiones equivalen a una prueba de culpabilidad. Sin embargo, Abdollah escribió al tribunal afirmando que nunca realizó la cuarta confesión. También dijo que debido a que su esposa tiene problemas médicos que le impiden tener relaciones sexuales, mantenía con su alumna un sigheh (matrimonio temporal) y que, por lo tanto, su relación era legal y no adúltera.

 

Según información de Amnistía Internacional, actualmente hay siete mujeres y dos hombres en Irán bajo sentencia de ejecución por lapidación. Estos son sus casos:

 

Se teme que KOBRA BABAEI esté en riesgo inminente de lapidación tras la ejecución por ahorcamiento de su esposo, Rahim Mohammadi. El Tribunal Supremo de Tabriz había confirmado su condena tras declararla culpable de “adulterio estando casada”. En una entrevista con el sitio web de noticias Rooz, el abogado de la pareja dijo que ambos estuvieron mucho tiempo sin encontrar trabajo. Los informes recibidos indican que “se dieron cuenta de que ciertos funcionarios estaban dispuestos a ayudarlos a cambio de mantener relaciones sexuales con la joven esposa de Rahim” por lo que recurrieron a la prostitución para ganarse el sustento.

 

IRAN A.: Según informes, su marido la atacó con un cuchillo cuando la vio hablando con el hijo de un vecino. La hallaron tendida en el suelo sangrando e inconsciente. Mientras estaba inconsciente, el hijo del vecino presuntamente mató al marido con el mismo cuchillo. Cuando la policía la interrogó en relación al homicidio, Iran aparentemente confesó haber cometido adulterio. Posteriormente se retractó de la confesión. Un tribunal de la ciudad de Khuzestan condenó a Irán a cinco años de cárcel por complicidad en el asesinato de su marido y a ejecución por lapidación por adulterio. A pesar de las apelaciones de su abogado, el Tribunal Supremo confirmó su sentencia en abril de 2006. Sin embargo, en junio de 2007 se anunció que la sentencia había sido revocada y que su caso volvería a ser juzgado. En el nuevo juicio, Iran A. volvió a ser condenada a lapidación. Iran se encuentra detenida en la prisión de Sepidar en la ciudad de Ahvaz.

 

KHAYRIEH V.: El tribunal de Behbahan, en Kuzhestan, la condenó a muerte por complicidad en un asesinato, y a morir lapidada por adulterio. Según informes, sufría violencia a manos de su esposo e inició una relación con un familiar de su marido, que terminó matando al marido. Khayrieh confesó el adulterio pero negó toda implicación en el asesinato. La sentencia fue ratificada y el caso ha sido enviado al Presidente de la Magistratura para que dé su visto bueno a la ejecución. Khayrieh ha afirmado: “Estoy lista para ir a la horca, pero no deben lapidarme. Si te estrangulan mueres y ya está, pero es muy duro soportar los golpes de las piedras en la cabeza”.

 

ASHRAF KOLHARI: Madre de cuatro hijos, fue condenada a lapidación por adulterio y a 15 años de cárcel por tomar parte en el asesinato de su marido. Según Ashraf Kolhari, la muerte fue accidental pero la policía la acusó de tener una relación con su vecino y de haberle animado a atacar al marido. Aunque en un primer interrogatorio de la policía confesó el adulterio, después se retractó. Su ejecución estuvo a punto de llevarse a cabo en julio de 2006, pero fue suspendida temporalmente por el Presidente de la Magistratura, Ayatollah Shahroudi. El 23 de febrero de 2009, dos periódicos iraníes informaron de que la Comisión iraní de Amnistía y Clemencia había rechazado su petición por lo que la sentencia podría aplicarse en cualquier momento.

 

Otras dos mujeres, Hashemi-Nasab y una segunda identificada solamente como M.J., se encuentran en la cárcel de Vakilabad, en Mashhad (noreste de Irán), condenadas a lapidación.

 

SAKINEH MOHAMMADI corre riesgo de ser lapidada en la prisión de Tabriz, en el oeste de Irán. En 2006 fue declarada culpable de “adulterio estando casada” durante el juicio de un hombre al que se acusaba de haber asesinado a su esposo. Durante este juicio Sakineh Mohammadi se retractó de una “confesión” que había hecho durante su interrogatorio en prisión preventiva, alegando que la habían obligado a hacerla con coacción, y negó el cargo de “adulterio”. Dos de los cinco jueces del tribunal la declararon inocente, señalando que ya había sufrido anteriormente una condena de flagelación y que consideraban que no se había presentado la prueba necesaria del adulterio. Sin embargo, los otros tres, incluido el presidente del tribunal, la declararon culpable basándose en el “conocimiento del juez”, disposición de la legislación iraní que permite a los jueces hacer su propia determinación de la culpabilidad del acusado incluso sin pruebas claras o concluyentes. Su abogado ha pedido a la Comisión de Amnistía e Indulto que revise su causa. Se ignora cuánto tardará la Comisión en contestar pero, si rechaza la petición, el riesgo de ejecución por lapidación será inminente.

 

MOHAMMAD ALI NAVID KHAMAMI fue condenado a morir lapidado tras ser declarado culpable de cometer “adulterio estando casado”. Se encuentra en la ciudad de Rasht, en la provincia septentrional de Gilan. No hay más detalles sobre su detención y juicio.

 

NAGHI AHMADI fue condenado a lapidación en junio de 2008.

Pie de página

Recibe nuestros e-mails

Recibe nuestro newsletter

Nuestros perfiles sociales